Psicoanimal

MERLÍN, UN EJEMPLO DE CABALLO TRISTEMENTE HABITUAL CON UN FINAL AFORTUNADAMENTE EXCEPCIONAL

29/01/2021 

FUENTE DEL ARTÍCULO – Cátedra Animales y Sociedad

¿Es la relación humano-animal bidireccional?

La presencia de la relación humano-animal a lo largo la historia nos ha traído múltiples beneficios que nosotros, como especie, hemos aprovechado de forma sistemática, y no siempre respetuosa. En este texto nos vamos a centrar en el caso de un caballo particular que representa la realidad de muchos. No es el objetivo repasar aspectos conceptuales o de bases científicas sobre las intervenciones asistidas con caballos, más bien difundir a través de un caso concreto lo que con más frecuencia de lo que nos pensamos pasa con los equinos.  Para saber más sobre conceptos relacionados con las intervenciones asistidas con caballos aconsejamos leer “Las herramientas no sienten”

Por hacer un breve repaso, podemos encontrar numerosos estudios que nos muestran los beneficios a nivel físico para las personas, gracias a las intervenciones asistidas con animales, y concretamente con caballos encontramos el metaanálisis de Stergiou y colaboradores en 2017, donde exponen los beneficios más importantes estudiados hasta esa fecha. Además, sabemos que los caballoscomo animales sociales, son buenos facilitadores en programas enfocados a las habilidades sociales y emocionales en las etapas más tempranas del desarrollo y la adolescencia (Wilson, y colaboradores, 2016). Dependiendo de la profesión sociosanitaria que te defina, podemos decir que el caballo puede ser un gran compañero y apoyo en los programas terapéuticos.

Merlín en sus primeros momentos de vida en libertad. 2015.

Merlín una vida ¿justa?

¡Qué agradecidos están siempre los participantes o usuarios que reciben terapia con caballos! Es un privilegio escuchar sus sensaciones y experiencias. Incluso hablan de “magia” (aunque terapéuticamente hablando debamos puntualizar que los animales no hacen magia ni curan, sino que actúan como facilitadores en las sesiones que guía el profesional). Precisamente por ello, deberíamos cuidar a los caballos como si de tesoros se tratasen. Sacan una versión de nosotros mismos muy mejorada.

Sin embargo, siendo conscientes de las bondades y algunos beneficios que reciben las personas en contacto con caballos, queremos dar la vuelta a la pregunta y proponer, cuán de bidireccional es esta interacción. ¿Qué reciben los caballos que participan en estas prácticas? Desgraciadamente, y con excesiva frecuencia, no sólo no suelen recibir nada a cambio, (nada relevante, etológicamente hablando), sino que, además, se le propone un modo de vida de maltrato silenciado

El papel de los voluntarios es esencial en nuestro santuario.

Para comprender cómo viven muchos caballos destinados a estas prácticas queremos compartir la historia de Merlín. Él vivía en una hípica, vivía en un box de hormigón que le impedía ver el exterior y a otros caballos. Además, dormía en una cama de viruta, y a menudo sobre su propia orina y estiércol acumulados. Merlín era mi compañero en sesiones terapéuticas. Trabajaba 4 horas y media al día, de martes a domingo, sin descansos entre sesiones, sólo paraba los lunes. Merlín salía del box seis días a la semana, unos 30 minutos antes de trabajarse le dejaba atado a una valla mientras le preparaban para recibir la visita de 5 usuarios de diversas índoles y necesidades. Merlín daba vueltas a una pista minúscula, y si la meteorología lo permitía, salía a un campo anexo a la hípicaDespués de toda la tarde paseando, recibiendo caricias (sin pregunta previa), cepillado, monta, e interactuando con materiales artificiales, se le soltaba en la pista para que interactuase con su compañera equina durante 10 minutos o a lo sumo 15 minutosDespués Merlín, volvía su box: una jaula de hormigón, desde las 20 h. hasta la mañana siguiente. Esta era la rutina de Merlín y de muchos otros equinos hoy en día, sólo tendríamos que cambiar su nombre, la historia es la misma.

Personalmente, me sentía y me he sentido frustrada por no disfrutar de un trabajo soñado como son las Intervenciones Asistidas con Caballos: en él se unen mis dos pasiones, la psicología y los animales. Y es que algo no encaja. En ocasiones, el caballo no disfruta y, además, se le explota y se le niega su identidad.

La segunda parte de la historia de Merlín también es compartida con otros caballos. Al pasar los años, y una vez acabada su rentabilidad, por vejez y lesión, Merlín fue vendido a una hípica en una provincia española lejana respecto a donde residía, una acción por desgracia habitual en el mundo equino. Mi vínculo con él me impidió dejar las cosas así y después de muchas vueltas y apoyada por, amigos, compañeros y mi familia conseguimos encontrarle, pero, en un estado alarmante, lamentable.  Estaba en estado de caquexia y desnutrición extrema, podredumbre y larvas en los cascos. Además de una evidente depresión.

Estado en el que encontramos a Merlín. 2014

Merlín, el protagonista de la sonrisa de muchos niños y niñas durante años, vendido y abandonado a su suerte cuando ya no servía. Obtuvimos apoyo económico para poder comprarle (sí, aun así, nos pidieron dinero por él), mantenerle y recuperarle física y emocionalmente.

Desde ese día tomamos plena conciencia de la trata de caballos, y la lacra que supone esta trastienda del mundo del caballo en España (algunas noticias sobre esto han sido publicados en el diario veterinario20 minutosEl Confidencial o en la web del Consejo General de la Abogacía Española por poner algunos ejemplos) Intercambios, ventas ilegales, desplamientos de animales sin constar en la delegación de agricultura competente… Una película de terror, con horribles imágenes, de la que, a veces, dan ganas de no participar. Pero no se puede esquivar ya que salpica a las intervenciones asistidas con caballos mucho más de lo que nos gustaría.  En ocasiones por necesidades del negocio, en otras por ignorancia o quizás por otras razones que no llegamos a comprender, muchos caballos destinados a estos fines viven y mueren así.

Después del rescate de Merlín vinieron dos más. Todos eran caballos que habían sido destinados a programas de terapia. Ahora tienen una oportunidad de vivir como caballos, en nuestro programa-santuario que hemos creado para ellos: Horses and Women.  Los caballos partícipes de esta vida de jubilación están superando los 35 años. Esto es posible gracias a los cuidados adaptados a la etapa geriátrica en la que están. Para ello contamos con voluntarios que acuden todos los días y dedican unas 4 horas al día para preparar desayunos, almuerzo y cena; dar medicación especializada; apoyar en el envejecimiento cognitivo y físico a los caballos, entre otras tareas. Incluso en esta etapa de pandemia y crisis sanitaria.

Merlín falleció el 20 de julio de 2020 después de una larga jubilación que ha disfrutado pastando, descansando, socializando y siendo caballo. Nos ha regalado muchos momentos de cariño y confianza. Por ello, quiero pensar que olvidó todo lo que el ser humano le hizo pasar en algún momento de su vida. No sabremos como fue su comienzo, pero estoy muy dichosa de haberle facilitado una última etapa de respeto, admiración y cuidados.  Le ayudamos a marcharse, acompañado y sin dolor. Nos ha dejado un hueco grande en el corazón, el mismo que ocupaba, o quizá más grande aún.

Sandra y Mer. Primavera 2020

Merlín nos abrió los ojos ante una realidad que no veíamos, desde ese momento, pensamos en cambiar la forma de relacionarnos con los caballos y los perros. Fue nuestra fórmula. Incorporamos programas de bienestar del caballo a nuestra entidad con un objetivo claro, nos propusimos ser agentes de cambio. Queríamos hacerlo diferente, mejorar nuestra formación para saber más y poder concienciar a la población en general y especializada en particular, de las autenticas necesidades de los equinos y contribuir de algún modo en mejorar las intervenciones asistidas con caballos en nuestro entorno, primero mejorando nuestras prácticas y segundo creando un proyecto de jubilación para caballos.

Respecto a las intervenciones con perros a las que también nos dedicamos, sería otra historia la que deberíamos contar. Otras acciones relevantes para el cambio tienen que ver con la investigación y la formación. En esta línea trabajamos coaligadamente con la Cátedra Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y el Máster Universitario de IAA de la Universidad de Jaén. Es la fórmula que hemos elegido, por supuesto no es ni debe ser la única.

Amigos para siempre

Agradecimientos:

En primer lugar, a Verónica Sánchez y su arrojo y apoyo para rescatar a Merlín.

A Rubén por disponer el primer espacio y los recursos para rehabilitarle. El espacio donde vivió Merlín la mayor parte del tiempo se debe a la disposición de los hermanos Rincón que durante estos 6 años le han cuidado estupendamente y se han encargado de los trasportes de cada uno de nuestros caballos ajustándose a nuestros apuros económicos. Siempre han escuchado nuestros miedos y pesares.

En este camino de aprendizaje nos hemos cruzado con personas maravillosas que nos han enseñado mucho de nuestros compañeros equinos. Especialmente reseñable: Sonia y Paco del  Club Hípico Sierra Norte Ellos nos han demostrado que es posible tener un centro ecuestre y hacerlo bien. Ahora son los responsables de la última etapa de vida de tres de nuestros caballos. Especialistas en nutrición y cuidados del caballo mayor.

El Santuario no podría ejercer su labor sin profesionales veterinarios, me gustaría poder agradecerles su labor durante estos años a:  Iván Martín por entender nuestra forma de ver el mundo del caballo y apoyarlo; Marga Zabala como veterinaria especialista por enseñarnos tanto y orientarnos en mantener su físico lo mejor posible. María Durán como nutricionista equina y responsable de las dietas para caballos senior. Carla Manso, encargada de la dentición y Fernando responsable del recorte de los cascos.

Actualmente a De Heus Nutrición Animal por sumarse al apoyo y la concienciación por el bienestar de los caballos de terapia.

Finalmente, nada sería posible sin nuestros padrinos Seguros Equinos Fullcover con Cinta y Fernando por escuchar las necesidades de los caballos desde el primer día.

Humanity for Horses y Denali Jordan por ser nuestra guía cuando estuvimos tan perdidas.

A Carolina Millán, compañera de amor y dolor a partes iguales.

Pero, sobre todo, gracias a la patrulla equina, a mis compañeras de Psicoanimal, que, sin su apoyo, sin su disposición inagotable, mantener esto sería imposible.

Merlín, maestro, no hay sitio donde te busco y no estés.

Referencias bibliográficas:

De Santis, M., Contalbrigo, L., Borgi, M., Cirulli, F., Luzi, F., Redaelli, V., Valle, E. (2017). Equine Assisted Interventions (EAIs): Methodological considerations for stress assessment in horses. Veterinary sciences4(3), 44.

Garcia, R. (2017). One Welfare’: A framework to support the implementation of OIE animal welfare standards. Bull. L’OIE2017, 3-8.

Jackson, J. (2007). Paddock Paradise: A guide to natural horse boarding. Centerton, AR: Star Ridge Publishing.

López-Cepero, J. (2019). Glosario de términos y abreviaturas. En J. López-Cepero (ed.), Animales de compañía y salud. Del vínculo humano-animal al diseño de intervenciones asistidas por animales (pp. 225-278). Madrid, España: Pirámide.

Marín, S. (2019). Selección e introducción del caballo en intervenciones asistidas. En López-Cepero (Coord.). Animales de compañía y salud: del vínculo humano-animal al diseño de intervenciones asistidas por animales (pp.221-234). Madrid: Pirámide.

Melson, G. F. (2009). Why the wild things are? Harvard University Press.

Stergiou, A., Tzoufi, M., Ntzani, E., Varvarousis, D., Beris, A., & Ploumis, A. (2017). Therapeutic effects of horseback riding interventions: a systematic review and meta-analysis. American journal of physical medicine & rehabilitation, 96(10), 717-725.

Vidrine, M., Owen-Smith, P., & Faulkner, P. (2002). Equine-facilitated group psychotherapy: Applications for therapeutic vaulting. Issues in Mental Health Nursing23(6), 587-603.

Wilson KBuultjens MMonfries MKarimi L (2016). Equine-Assisted Psychotherapy for adolescents experiencing depression and/or anxiety: A therapist’s perspective. Clin Child Psychol Psychiatry. 2017 Jan;22(1):16-33. doi: 10.1177/1359104515572379. Epub 2016 Jul 27.

Por:

Sandra Marín

Psicóloga Sanitaria

Experta en Intervención Asistida con Animales

Fundadora y directora de PsicoAnimal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *