Psicoanimal

Mi experiencia en el curso de Guía canino en PsicoAnimal

Cuando te embarcas en esta aventura de las IAA lo ves todo idílico, factible y lleno de momentos de ensueño. Y te lanzas de cabeza, adoptas un perro y empiezas a trabajar, tienes formación, bibliografía releída y subrayada, tus sugerencias de YouTube son tutoriales caninos, pero algo no funciona

Frankie Mani

 ¿Por qué mi perro no reacciona como en el libro? ¿No estaré prepara? ¿Este perro no será adecuado para las IAA?  Y en este mar de dudas tropiezas cada día con algún sofá roto, agujeros en la pared, paseos estresantes más que relajantes y algún que otro mordisco al aire.

En este punto llegamos al curso de Guía Canino. Aquí nos enseñaron a conocernos y observarnos. Para nosotros, esa ha sido la clave, no todos los perros ni todas las personas actuamos y reaccionamos de la misma manera. Al trabajar de manera individual tienes la oportunidad de personalizar la sesión al equipo peludo y humano.

A lo largo de las sesiones aprendimos a fortalecer nuestro vínculo día a día, a través de espacios de juego y de calma. A desarrollar y estimular el sentido del olfato, tan necesario en el día a día de nuestros compañeros de cuatro patas. A establecer un código de comunicación claro y seguro, para poder guiar al perro con la seguridad de que los dos estamos entendiendo lo que está sucediendo y lo que esperamos el uno del otro. Y sobre todo, a entender qué necesidades particulares tiene Mani desde una visión tetradimensional y como cubrirlas.

Nos aportaron las herramientas y estrategias  necesarias para que pueda desarrollarse de manera equilibrada y sepa gestionar los diferentes contextos y situaciones que se encontrará a lo largo de su vida. Es decir, las herramientas y estrategias que le doy a mi perro para que maneje su conducta y sea más feliz.

En del desarrollo del curso se va interiorizando una rutina fácil y llevadera para el perro, que en un futuro podrá generalizar a diferentes situaciones y contextos. Creando espacios donde tanto peludo como humano se sientan cómodos y puedan aportar en las intervenciones sus características personales y peculiares.

Rocío, Dogui como equipo Guía y Perros de IAA. Mientras Guadalupe y Mani asisten como observadores en una sesión real de terapia asistida con perros.

Sin duda, no seríamos el equipo que somos hoy en día sin el apoyo constante de Psicoanimal Training, han sido nuestro guía en este proceso de desaprendizaje y aprendizaje. Nos ponemos de nuevo en sus manos con la llegada de la pequeña Kika a la familia. No sabemos si seguirá los pasos de su hermano mayor como Perro de Intervención, lo que sí tenemos claro es que tenemos las herramientas y el apoyo necesario para saber que sera una perra feliz.

Si quieres saber como continua esta historia síguenos en  @manidescubriendoelmundo

Eternamente agradecidos.

Guadalupe Gallego – Educadora Social.

Interventora y Guía Canina en IAA. 

Equipo Ciudad Real y Madrid.

2 comentarios en “Mi experiencia en el curso de Guía canino en PsicoAnimal”

  1. BLANCA TORRES

    Vencer miedos, buscar soluciones, formar un equipo, perseguir sueños, entregar el corazón en tus proyectos…
    Lo mejor para ese equipo animal y humano que formáis y para el fin último de vuestro esfuerzo: entregar y dar amor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *